Inquilinas

Sin pedir permiso construyeron su casa en un recoveco de la mía. Cantan por las mañanas y dejan la cochera llena de cacas. El nido que se aventaron les quedó bien suave y lo de las cacas, no me molesta tanto. Quiénsabedónde escuché que si se ofrece hospitalidad a las golondrinas, estas traerán abundancia al amable hogar, por eso de vez en vez les pongo un puñito de arroz bajo el nido.
Awwww.




Primero eran dos y ya tienen un bebé. ¡Las quiero!

8 Comments:

  1. N e p T u n i a said...
    OOOH!

    =O !



    salí de marte, pasaba x aqui y te escribí alguillo en anterior post!


    suerte YAYÉita!
    wally said...
    voy a poner unas en mi chante. pa eso de la abundancia $$$$$
    Buba said...
    esas cosas tienen unas madres que se llaman corucos, o algo así que se te menten en los oidos y gacho

    cuidadooooo°
    wally said...
    los corucoooooooooooooos
    Javier said...
    Que suave. Esas madres cantan?
    Tasta said...
    chanza si duermo con ellas, me peguen los corucos.
    Buba said...
    no, neta. se desparraman por las paredes...una tía tenía de esas madres (pero eran como 5 pajarillos de esos) y tsssss: cloro, agua caliente, nada podía con los corucos ni los fumigadores. mi tía murió, le chuparon el cerebro
    Invëntor said...
    Tastaaaaa!!! yo quiero una!!!
    :)

Post a Comment



Entrada más reciente Entrada antigua Inicio