El gobernador de Nueva York ha sido acusado por medios de comunicación de pagar hasta 5,500 dólares por una hora de servicio por parte de una agencia de prostitución de lujo, por cierto, ilegal.

Eliot Spitzer, apodado Mr. Clean por su gran integridad y fuerte lucha contra crímenes éticos empresariales, pidió disculpas a su familia y a la ciudadanía por estos hechos.

“He actuado de una manera que viola mi obligación con mi familia y mi sentido del bien y el mal. Pido disculpas, primero y sobre todo, a mi familia, y me disculpo ante el público al cual le prometí algo mejor” dijo.

Existen rumores sobre su renuncia, ya que este bochorno político pone en una difícil situación a Spitzer.

Cabe mencionar que cuando Spitzer fungió como procurador, fiscalizó dos casos contra organizaciones de prostitución de lujo.

La agencia en la que Spitzer era conocido como “el cliente número nueve” lleva por nombre Emperor’s Club V, que ofertaba aproximadamente 50 prostitutas calificadas de uno a siete diamantes, lo que establecía el precio de las mismas que fluctúa entre los mil y cinco mil dólares.

Spitzer con todo y esposa. Puf.


Aquí la disculpa en vídeo.




Si yo fuera la Señora Spitzer, pura chingada que lo acompañaba a pedir disculpas.

1 Comment:

  1. Buba said...
    yo sí iba pero hablaría con la raza para hacerme la víctima y luego hacer lo mismo que la señora Clinton y lavers ese wey!

Post a Comment



Entrada más reciente Entrada antigua Inicio