willkommen

Luego de un mes de ausencia, volví a mi casa. Me encontré a las golondrinas que en agosto pasado se instalaron en mi cochera. Rehicieron su hogar.

Awww.




Además, lo que deduzco como un niño en problemas, dejó en mi puerta una descriptiva nota, que da cuenta sobre la pérdida de su perro. La nota estuvo esperando desde principios de mayo a ser leída, no sé que habrá pasado hasta el día de hoy.



El autor se tomó la molestia de reiterar su número telefónico, a manera de susurro.

2 Comments:

  1. Buba said...
    awww pogre ñiño
    wally said...
    lo bueno es que el perro es bien ombre.

Post a Comment



Entrada más reciente Entrada antigua Inicio