Anoche me sentí como una six year old. Tiré unos lagrimones que en vez de revolverse con mugre, se mezclaron con mi sombra morada y rubor rosita. Damn! Veintidós años y todavía me salen berrinches preescolares. ¿Alguien me regalaría una paleta?




Hoy abrí Word y escribí cinco distintos posts que terminaron –legalmente- abortados como embrión de madre chilanga. No tengo mucho que decir.


Meche dice:
tasta salga rápido a comprar cerveza
mañana y domingo ley seca

Tasta dice:
sí, ya vamos walter y yo por un cartón

Entradas más recientes Entradas antiguas Página principal