Que de pronto se me ocurre cada idea. Entonces empiezo con esto de dibujar, que -en la vida- se me ha dado, aunque es precisamente eso (que no se me da) lo que me orilla a intentarlo y regocijarme en mi poca experiencia y burlarme de las cosas que me salen cuando agarro un pincelín.
Hoy les presento, el conejo con brazos de Cookie Monster.











Qué padre ser hormiga, puedes comer lo que te de la gana.



Le dije a Pamela que los empleos no son para que te gusten -son para conseguir varo- dijo ella. Sabias palabras de la joven reportera, sin embargo el mero trabajo (el verdadero) es hacer que te guste la mentada actividad esa por la que te dan dinero.
Es por esto que quiero agradecer a todos los involucrados, ya que en agosto próximo podría yo hacerme acreedora de mi mejor trabajo hasta el momento. Lo bueno del jale depende de mí y claro de mi querida Buba.

¡¡Gracias!!

Guso dice:
Ahorita viene Amable a mi casa. ¿Gustas acompañarnos?

Tasta dice:
no puedo

Tasta dice:
mi mamà ya está dormida

Guso dice:
Pues... APROVECHA...

Guso dice:
...ESPERA!

Guso dice:
Tú no tienes mamá!

Tasta dice:
sí, llegó hoy en la mañana

Se puede admirar la furia de este mensaje; las letras agresivamente rojas, las mayúsculas groseras y por si fuera poco, los signos de admiración. Quedé impactada.






¡Aaaarrrggghhhh!


Si le quedan dudas de por qué Jesús es el Señor, llame a este teléfono.

A nosotros que fuimos britpoperos y aun nos encanta aceptarlo.







Ya tengo mi boleto para Oasis y aunque estaré sola en el concierto me da una emocioncita bien padre pensar que los voy a ver otra vez.
A mi qué si son una banda horrible, qué importa si no están de moda, qué chingados si todas las rolas son iguales, qué pedo si son el soundtrack de mis trece años y qué onda si nunca la he cotorreado en Monterrey. Yeah!!!! I'm still mad fer it.


Lo gacho: Es hasta noviembre buhuhuhu.




Que si uno debe dormir las ocho horas. Llevo semana y media buscándome las ocho horas para dormirlas y nada, me quedo casi casi. Ayer seis, hoy siete, pero de las ocho enteras nada.
Antes se me pasaba la mano y en vez de ocho, me aventaba once horas con los ojos cerrados y se sentían como tres. Despertaba con desdén y un dolorón de cabeza.
Esta mañana fueron siete con quince minutos, espero luego se me concedan las ocho.


Llegué a casa por la noche y la encontré en el cuarto de televisión, hecha bolita y apretando el cojín rojo con flores. También tenía unos lagrimones caudalosos, acompañados de una cara de tristeza aguda.
-Me está pasando lo mismo que a ti, dijo
me he quedado sin amigos- terminó.

Hoy vi tu curriculim vitae,
yo no estaba en las referencias,
tal vez no soy la apropiada para hablar de ti.
Quizá a los empresarios no les importe
pero ayer dormiste entre mis piernas,
antier caminamos de la mano
y hoy dormimos casi tres horas juntos.
Esto no le importa a nadie,
no estoy en las referencias.

Entradas más recientes Entradas antiguas Página principal